23.08.14

Marais d’Orx //

Creo que hay dos tipos de sufrimiento o, por lo menos, yo puedo clasificarlos de esta manera. Si bien todo sufrimiento es una oportunidad para evolucionar, hay un sufrimiento evitable y, este es el que es provocado por no ser uno mismo. Con una mirada atenta puedes ver que hay sufrimiento en tu vida por repetir viejos esquemas y, por tanto, puedes evitarlo. Lo único que hay que hacer es estar abierto al cambio, sin miedo, con confianza. Cada vez sufro más cuando no cambio algo que desde hace tiempo he detectado que no va conmigo. Al principio lo detecto como algo que no encaja pero, si sigo repitiéndolo, se convierte en un sufrimiento cada vez mayor.

Hay otros sufrimientos, como el de aguantar en la bici, el de vencer la pereza para trabajar… que son necesarios. Y también es necesario el sufrimiento de ver cómo es el mundo, de contemplar el mal, de padecer el mal inflingido por otros y por ti mismo. Este sufrimiento inevitable te hace crecer.

24.08.14
22.08.14

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *