05.08.14

Begues – Mas Mestre //

La noche ha sido dura, el suelo no era muy regular, he pasado algo de frío y algo de miedo. Miedo por si en medio de la noche aparecía un animal salvaje, un jabalí por ejemplo. Sin embargo, me siento descansado, lúcido, joven y, alucino cuando compruebo al mirar al horizonte, que las luces que veía a lo lejos, al llegar aquí anoche, son las de Barcelona. Estoy cerca de Torrelles de Llobregat, en un punto elevado desde donde se divisa Barcelona y el mar. La sensación es de poder.

Cuando llego al centro de Begues compruebo que sólo dispongo de 4 € y tengo hambre. Me tomo un café y un bocadillo en un bar mientras cargo el móvil y leo un artículo sobre Cioran, un filósofo rumano que supondrá un gran descubrimiento. Estoy un tanto preocupado porque no sé si me llegará para pagar el desayuno pero confío en mi suerte. Al ir a pagar, Albert, el dueño del local, me cobra 3.85 €, así que le dejo 15 céntimos de propina. Siento que amo la vida, siempre que la interprete a mi modo y la viva con una cierta sensacion de riesgo.

Vuelvo a casa por Olesa de Bonesvalls y mientras hago unos estiramientos pienso que la vida te da lo que necesitas y que se puede viajar con muy poco dinero. Veo que viajar es necesario para saber lo que uno necesita y creo que tener más de lo necesario es perjudicial. Recordando la noche pasada, compruebo que muchos de los miedos que tenemos son infundados.

Estiramientos en Olesa de Bonesvalls

Estiramientos en Olesa de Bonesvalls

15.08.14
04.08.14

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *