09.10.14

Ribes – Piera

Piera, 23:30 h.

Esta noche sueño con grupos de amigos y con familias. Durante toda la noche me siento desplazado, solo, marginado, al lado de personas que forman una unidad mientras yo permanezco al margen.

Salgo de Ribes a las 17:00 h., llego a Piera a las 20:00 h., cuando se pone el sol. Es el primer día de bici y sólo he pedaleado unos 40 kms. pero en poco tiempo y con estrés acumulado por la preparación del viaje. Llego a una tienda de ultramarinos muy cansado, compro un poco de jamón y queso y la charcutera me regala unas albóndigas deliciosas. Ceno a la salida del pueblo y tomo un camino hacia una pedrera, ya de noche. Enseguida encuentro un buen sitio para dormir.  Planto la tienda como a las 22:30 h., al lado de un camino. Hace muy buen tiempo.

Ha sido fácil encontrar un lugar para plantar la tienda, pero mañana pedalearé desde la mañana para organizarme mejor a la noche y hacerlo todo más fácil.

Llevo una batería que carga un panel solar, pero compruebo que no de forma no muy eficaz. Me queda muy poca agua así que mañana me preocuparé de tener las dos botellas llenas cuando llegue el momento de buscar un sitio para dormir.

Ha sido un buen día y me siento bastante a gusto. Estoy muy cansado para escribir. Siento que necesito dormir y estirarme. El viaje está resultando perfectamente y yo me siento perfectamente.

10.10.14
30.09.14

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *