Belorado – Vivar del Cid

Salgo del albergue a las 8 de la mañana tras desayunar con Jolene. Sigo el camino de Santiago y se me cae el carro en varias ocasiones. En Burgos, me compro un mapa en una tienda especializada y el dependiente me advierte que no puedo hacer el GR99 en bici y menos con el carro, por lo menos hasta Miranda.

2015.08.20-01

Villafranca de Montes de Oca

Ya entrada la tarde, me voy de Burgos muy bien no sé hacia dónde pero quiero salir cuanto antes de una ciudad que no me gusta.

2015.08.20-02En Quintanadueñas, el primer pueblo que encuentro, me siento en un banco en una plaza a consultar el mapa. Entonces se sienta a mi lado un hombre con una niña pequeñita con síndrome de Down en los brazos. Es el hombre más guapo que he visto nunca, de una belleza deslumbrante. Me da alguna sugerencia sobre a dónde ir, pero no me aclara mucho. Salgo del pueblo bordeando el río Ubierna, por una senda llena de cardos. Pincho la rueda delantera de la bici. Seguiré avanzando por caminos entre campos hasta que la rueda no resiste más. Llego empujando la bici a Vivar del Cid, el pueblo del mítico Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid y, lo primero que hago es preguntar a una pareja dónde puedo quedarme a dormir en el pueblo. Muy amables, me sugieren que plante la tienda en una era frente al convento de las monjas.

2015.08.20-03

Quintanar de Rioja – Belorado

Anoche, dejo al lado de la tienda una bolsa con los restos de una lata de atún y me voy a dormir. En medio del sueño, me despierto al oir lo que parece ser un animal, un animal grande rondando la tienda. Miedo. Agarro el frontal y abro nervioso la tienda. Entonces me encuentro alumbrando a un zorro a unos dos metros de distancia frente a mí. Ya no tengo miedo sino fascinación. Estamos así, el zorro y yo mirándonos en absoluto silencio, sus ojos iluminados por la luz del frontal. Quiero hacerle una foto pero no quiero espantarle, así que me limito a observarle. Al final, después de un rato que sería como un minuto alucinante le digo: “vete zorro” y el zorro se va tranquilamente. Me vuelvo a dormir y sueño con todo tipo de animales que vienen a visitarme y con los que hay un flujo de energía inexplicable, puro amor.

Belorado, 22:45 h.

2015.08.19-04

Salgo de Quintanar con la calma, dándome tiempo para que se seque el equipo después de la humedad de la noche. Dejándome llevar por un camino entre varios, llego a Viloria de Rioja. Celebro llegar tan fácilmente a mi primer destino de hoy. Aquí, donde resulta ser que nació Santo Domingo de la Calzada, retomo el camino de Santiago. Llego a Belorado hacia las 14:00 h. y busco un albergue barato para pasar la tarde pasando a limpio las notas de mi diario y trabajando en mis fotos. Estoy prácticamente sólo en el albergue toda la tarde hasta que llega Jolene, una holandesa que está haciendo el camino en bici y que se llama así por la canción de Dolly Parton.

2015.08.19-052015.08.19-062015.08.19-072015.08.19-08